Lugares que debes conocer en Villa la Angostura

Un pueblo con arquitectura clásica, rodeado de lagos sobre los cuales se rumorea que habitan criaturas misteriosas, donde la gastronomía es exultante y los paisajes son tan impactantes que se imprimen más allá de la retina de quien observa para alojarse en ese lugar de la mente reservado sólo para los recuerdos gratos. Tentador, ¿verdad? Si aún no descubriste de que destino estamos hablando, quédate porque a continuación no sólo te vamos a contar más sobre las características de Villa La Angostura, sino que también te vamos a dar algunas recomendaciones para que disfrutes lo máximo posible tu estadía en este lugar.

Para aquellos que no están familiarizados con este clásico destino, les contamos que este paraíso se encuentra ubicado sobre el noroeste del lago Nahuel Huapi, en el sur de la provincia de Neuquén, rodeado de lagos y las principales áreas protegidas de la Patagonia. Sus playas, bosques, cascadas y montañas cambian sus colores conforme a las diferentes estaciones, ofreciendo una postal diferente a cada turista que se aventura en su búsqueda. A su vez, se trata de la puerta de entrada al Parque Nacional Arrayanes, el único lugar en el mundo donde se encuentra un bosque natural de esta especie tan particular. El acceso a Villa La Angostura es relativamente sencillo, e implica el uso de rutas nacionales en buen estado y de fácil tránsito en general.

Una vez allí, te recomendamos empezar por el Rio Correntoso un cuerpo de agua que como su nombre indica, se caracteriza por su copiosidad, la cual contrasta irónicamente con la paz invernal que transmite su paisaje, creando una inusual postal. Asimismo, te recomendamos visitar el famoso Cerro Bayo, conocido no solo por su majestuosa vista periférica y accesibles instalaciones, sino también por ser un gran lugar para el ski y otras actividades codiciadas por los amantes de los deportes invernales. Por otro lado, si vas a Villa La Angostura no podés dejar de visitar el Parque Nacional Los Arrayanes, el Lago Espejo Grande, ni el Mirador Belvedere, desde el cual podés contemplar la Cascada Incayal.

Como verás, en Villa La Angostura hay mucho para ver, conocer y experimentar. Con la comodidad del alquiler de auto, y la buena energía de la montaña, los únicos problemas que podés llegar a tener es si ir primero a un lugar o al otro, y qué plato elegir entre trucha arcoíris o chivito patagónico. Es por eso que desde acá siempre recordamos que, con Street, viajar es vivir.