Consejos y precauciones a tener en cuenta

Hace algunos días comenzó a sentirse más el frío en las calles, y los días soleados se volvieron menos frecuentes. Estas son algunas de las esperables consecuencias de la llegada del invierno, pero no son las únicas. Además de ser una temporada que incentiva el consumo de comidas altas en contenido graso y bebidas calientes, durante estos meses los factores climáticos afectan también nuestra movilidad, ya sea porque las lluvias son más recurrentes o porque las bajas temperaturas y la neblina vuelven más complejas las rutas. Sin embargo, nada de esto es motivo para dejar de disfrutar del mundo exterior, todo lo contrario, el invierno nos ofrece paisajes maravillosos. Por eso hoy vamos a contarte los cuidados al manejar que tenés que tener en estos días, para poder aprovechar esas codiciadas postales de invierno.

Lo primero con lo que tenés que contar para conducir adecuadamente en esta etapa del año es un elemento que no suele ser abundante, y eso es la paciencia. Por extraño que pueda parecer, la ansiedad o la intención de llegar 5 minutos antes a un determinado lugar es uno de los factores que más pueden afectar la seguridad y comodidad de tu viaje. Esto es así debido a que en invierno la lluvia, humedad, o la niebla pueden requerir que el tránsito en su conjunto se mueva a una menor velocidad. Frente a este escenario existe la tentación de avanzar en zig-zag u otro tipo de maniobras para adelantarse, pero debemos comprender que justamente el ritmo del tránsito en estos días es menor porque se necesita mayor margen de maniobra para poder conducir adecuadamente. Así como las lloviznas fuertes requieren disminuir la velocidad para poder frenar mejor en caso de ser necesario, los altos niveles de humedad del invierno también afectan al asfalto aun cuando no esté lloviendo, con lo cual será igualmente necesario disminuir la marcha como concepto general.

El estado del vehículo también es un aspecto clave para poder disfrutar adecuadamente en invierno, no obstante, si alquilas tu auto en Street Rent a Car, no vas a tener que pensar demasiado en ello. Existen una serie de cuestiones técnicas a verificar que son especialmente relevantes para esta etapa, pero que, para suerte de nuestros clientes, son controladas periódicamente por Street. Así, desde el correcto funcionamiento de los limpiaparabrisas hasta el buen desempeño del motor aún en condiciones adversas, son testeados frecuentemente para asegurar que ninguno de estos elementos pueda afectar negativamente la experiencia de tu viaje. Es por eso que en esta nota no hablaremos demasiado sobre los controles de este tipo que deben realizarse en todos los autos para poder desempeñarse exitosamente en los días fríos, y nos concentraremos solo en aquellas que hacen al uso individual del vehículo una vez alquilado.

En este sentido, es sumamente importante evitar ciertos “remedios caseros” y algunas prácticas extendidas que en realidad pueden afectarnos negativamente. A modo de ejemplo, incluso en algunas series o películas hemos visto gente que arroja agua hirviendo sobre un parabrisas congelado para desempeñarlo o quitarle el hielo. Aunque esto pueda parecer a simple vista efectivo, corremos en realidad un gran riesgo. No solo por el hecho de arrojar agua hirviendo, sino porque debemos entender que, si el parabrisas se encuentra congelado, significa que el vidrio está contraído, aunque no seamos capaces de percibirlo. Al arrojar agua a altas temperaturas provocamos que parte del vidrio se dilate y se expanda, pero el shock térmico implica que, si la porción de vidrio que se expande se encuentra con otra porción de vidrio contraído que aún no se ha calentado, el parabrisas “estallará”. Para evitar esta situación dramática, lo mejor es que el cambio de temperatura se de en forma gradual y progresiva. Así, un recurso más eficiente consiste en remover manualmente o con ayuda de algún instrumento propicio para la tarea, los restos de nieve o escarcha que pudiera tener el parabrisas, y esperar un tiempo razonable para que el vehículo aumente de temperatura.

Otro punto importante a tener en cuenta es el de la iluminación. En invierno la duración del día se reduce y también son frecuentes las mañanas de niebla, razón por la cual, si no utilizamos la iluminación correcta, corremos el riesgo de no poder ver a los otros vehículos ni ser vistos. A fin de evitar esto, te recomendamos utilizar las luces antiniebla en las situaciones que ameriten su uso, así como conducir con luces largas, pero evitando enceguecer a otros conductores.

Estos han sido algunos breves consejos para que puedan disfrutar más su experiencia automovilística durante los días de invierno. ¡Ahora ya no hay nada que se interponga entre vos y esos hermosos paisajes! Y recordá, con Street, viajar es vivir.