Hace tiempo que venimos dando diversos consejos o recomendaciones sobre qué lugares podes visitar o que actividades realizar dependiendo tus gustos, pero hoy te vamos a dar algunos tips especiales para un elemento fundamental de todo este proceso: el alquiler de autos.
El alquiler de autos en Capital Federal es todo un mundo. Las opciones son variadas y las diferentes combinaciones posibles hacen que uno se maree fácilmente si no conoce muy bien el rubro. Esto se debe a que pese a que la mayoría de nosotros está familiarizado con lo que implica trasladarse en auto, a veces resulta complejo pensar que características son necesarias, cuales son cuestión de gusto, y cuales realmente no nos suman mucho.
El primer paso claro está, es elegir el modelo de auto a alquilar. Acá juegan dos variables. Uno puede simplemente elegir el auto que más le guste (después de todo, alquilar un auto también es una forma de darse un gusto) o puede buscar el modelo que mejor se adapte al uso que se le va a dar. Así, si el plan es recorrer la ciudad visitando diferentes puntos de la misma, un auto pequeño puede resultar mejor para maniobrar entre el tránsito o encontrar donde estacionar. También hay que considerar la cantidad de personas que viajarán a bordo. A partir de determinadas cantidades de pasajeros o ciertas distancias, es una buena opción pensar en modelos más grandes. En función de esta variedad, en Street Rent a Car tenemos una sección exclusiva para poder ver las diferentes opciones de modelo.
Otro punto a tener en cuenta, sobre todo para trayectos más largos, es el de los adicionales. En este sentido, conviene revisar las opciones para incluir un servicio de GPS o portaequipajes, ya que se trata de aditamentos que generalmente no se incluyen por default debido a que no todos los alquileres lo necesitan. Algo similar pasa en el caso de los que viajan con niños. Es muy probable que quien realiza un alquiler de auto no posea una silla para los chicos, pero no por esto debería de tener un problema. A modo de ejemplo, en nuestro sitio web se puede acceder a través de la solapa de “Servicios” a diversos de estos adicionales para ajustar el alquiler a tu experiencia personal.
Finalmente, uno de los puntos más importantes: el monetario. No todas las formas de pago son iguales, ni da lo mismo la cantidad de días que uno vaya a usar el auto. Existen promociones o descuentos en función de estas dos variables (entre otras) que pueden abaratar considerablemente el costo del alquiler. A su vez, determinados “combos” o paquetes pueden otorgar más prestaciones de las que uno buscaba originalmente por el mismo precio. Todas estas son cuestiones a revisar antes de tomar una decisión.
Con toda esta información ya estás listo para lanzarte a la aventura. Ahora a disfrutar!