Alquiler de autos por fin de semana

Ya pasaron 6 meses de este incipiente 2018, y junto con el frío, uno empieza a sentir más ganas de relajarse y cortar un poco la rutina. Lamentablemente, no siempre disponemos de tiempo como para tomarnos vacaciones, pero a no desesperar. Hoy te vamos a contar como podés usar el alquiler de autos en Buenos Aires como aliado a tu favor para poder alejarte de lo cotidiano aunque estés con el tiempo justo, y disfrutar de destinos originales a escasos kilómetros del Obelisco

Las escapadas de fin de semana nos dan la oportunidad de tener un oasis de turismo en el medio del desierto de la rutina. Te sacrificas todo el año y por eso te mereces un descanso, pero muchas veces nos ahogamos en un vaso de agua y preferimos aburrirnos en casa porque pensamos que la única opción para poder hacer una escapada es pagar una fortuna por un boleto para compartir un espacio reducido con una multitud o, para los que poseen vehículo propio, tener que realizar una serie de tediosos controles mecánicos y preparativos logísticos para poder salir a la ruta que nos dejará más cansados de los que estábamos.

Sin embargo, el alquiler de autos por día permite evitar todas estas preocupaciones y concentrarte solamente en disfrutar. Con Street Rent a Car podés tener un vehículo a tu disposición en 3 simples paso, entrando en nuestro sitio web o por cualquiera de las vías de contacto disponibles, y no solo dispones de gran variedad de puntos de retiro y devolución, sino que además te olvidas de cualquier tipo de control de funcionamiento ya que nuestros autos están sometidos a revisaciones periódicas y cuentan con asistencia mecánica las 24hs.

Por si esto fuera poco, hoy te vamos a dejar también de yapa algunas ideas de escapadas a pocos kilómetros de la ciudad para que vayas fantaseando con tu próxima escapada:

Carhué: En 1985 una trágica inundación sumergió bajo el agua lo que supo ser en su momento uno de los balnearios turísticos más populares, pero algunos años atrás las aguas ya comenzaron a bajar y Villa Lago Epecuén volvió a surgir atrayendo visitantes con su perfil misterioso y desolado. Además de poder recorrer el pueblo y ver las impresionantes marcas de esta versión del Atlantis bonaerense, según dicen, el lago Epecuén posee propiedades curativas y sus aguas, muy mineralizadas, se templan para los spas de los hoteles a fin de ser utilizadas como cosméticos naturales.

Campanópolis: Si hablamos de originalidad no podemos dejar de recomendarte esta aldea medieval en las afueras de Buenos Aires. Grandes y chicos quedan fascinados frente a este conjunto de construcciones que parecen surgidas de un cuento de caballeros, doncellas en peligro y muchos, pero muchos edificios yuxtapuestos.

Tandil: Nos estamos refiriendo a un lugar muy famoso por su producción de quesos y embutidos artesanales, pero la ciudad de la piedra movediza no se acaba ahí. En este destino podés disfrutar también de actividades deportivas en las sierras, visitar el ecoparque del Valle Picapedrero donde antiguamente funcionaba una cantera, o el complejo del cerro Centinela, donde se realizan una gran variedad de actividades que van desde las cabalgatas hasta el paintball.